C/Cadena

Ball

Estas personas nos recuerdan que aunque los tiempos eran difíciles no renunciaron a un poco de diversión y así, durante unos momentos, olvidaban las guerras.

Isabel Miñarró

1 céntimo y una flor: detrás de esta poética frase. un trabajo durísimo vendiendo pescado,arrastrando cajas,haciendo de Camalic. Isabel nos explica su vida con una serenidad que nos da envidia