[fvplayer src=”http://mediateca.ravalnet.org/capsules/wp-content/uploads//sites/5/2012/07/iMinarro.flv” splash=”http://mediateca.ravalnet.org/capsules/wp-content/uploads//sites/5/2012/07/2012_iMinarro.png”]

Isabel desde que tenía 7 o 8 años ya empezó a ganarse la vida ayudando a su madre y a otras mujeres  que eran pescaderas, les llevaba cajas de pescado vacías para improvisar los puestos, como pago le daban 1céntimo y una flor.

Y así empezó su vida de pescadera, vendió  en varios puntos del barrio unas veces con cestos, otras con un carro siempre temiendo a los guardias, recuerda a”el Rubio” y a “el Grabao”.

Y así poco a poco pudo comprar, pagándolo con mucho esfuerzo, una parada en el mercado de la Boquería, en el que estuvo 53 años.